fbpx

Opiniones sobre el Injerto Capilar Sin Rapar

Son muchos los pacientes que acuden a nuestra clínica con la intención de realizarse un injerto capilar, pero quieren saber si existe la posibilidad de realizarlo sin rapar la cabeza, ya sea por cuestiones de trabajo o de estética. Esta es una de las principales dudas alrededor de los injertos capilares.

Conscientes de ello, desde Dra. Marina Garrido vamos a tratar de resolver la duda de si se puede hacer un injerto capilar sin rapar, te vamos a mostrar las ventajas y desventajas de esta modalidad y, por último, vamos a compartir algunas opiniones del injerto capilar sin rapar de aquellos pacientes que han optado por esta opción.

¿Es posible realizar un injerto capilar sin rapar la cabeza?

La respuesta es sí, sí es posible realizar un injerto capilar sin rapar la cabeza en su totalidad, a través de una técnica destinada a aquellos pacientes que tienen el pelo largo, y no necesitan una gran cantidad de unidades foliculares.

Para ello en Dra. Marina Garrido utilizamos las técnicas FUSS y FUE, que son las dos técnicas más novedosas e indoloras en implantas y trasplantes capilares:

  • Técnica FUSS:

La técnica FUSS permite realizar un injerto capilar sin necesidad de rapar toda la cabeza. Únicamente será necesario rasurar la superficie de la piel a extraer con la tira, quedando perfectamente disimulada y apenas visible con el propio pelo.

A través de la técnica FUSS realizamos una incisión, un corte y extraemos una extensión mínima del cuero cabelludo, de donde obtenemos las unidades foliculares. Se trata de una tira de tejido dermoepidérmico que la extraemos de la parte trasera de la cabeza, donde los pelos tienen una mayor durabilidad.

De esta forma, no es necesario rapar la cabeza, ya que de la tira de cuero cabelludo extraemos todas las unidades foliculares necesarias para implantarlas en la zona receptora, permitiendo que el paciente conserve su pelo y, consiguiendo que el injerto sea inapreciable a la vista.

Opiniones Injerto Capilar
  • Técnica FUE:

En Dra. Marian Garrido también podemos realizar un injerto capilar sin rapar mediante la técnica FUE, con la que realizamos el trasplante extrayendo folículos pilosos individuales del cuero cabelludo, que posteriormente los implantamos en la zona receptora.

Al trabajar con la técnica FUE, realizamos un rasurado completo de la zona donante, pero mantenemos el pelo de la zona receptora.

Y, si esto no es suficiente, también está la posibilidad de abrir una ventana o cortinilla en la zona donante, en la parte trasera del cuero cabelludo, y rasurar únicamente una zona muy concreta, en forma rectangular.

De esta forma conseguimos que no se note ningún cambio de imagen importante, ya que con el propio pelo del paciente, la zona rasurada queda tapada.

Ventajas y desventajas del injerto capilar sin rapar?

Ventajas del injerto capilar sin rasurar

  • Mayor intimidad del paciente: al realizar el injerto capilar sin rapar, el paciente disfruta de una mayor intimidad, ya que el injerto pasa totalmente desapercibido a la vista.
  • Estética: al no raparse la cabeza, el paciente mantiene su estética habitual, sin que exista un gran cambio y sin la necesidad de tener que cambiar de look.
  • Proceso mínimamente invasivo: el procedimiento es mínimamente invasivo y se realiza con anestesia local en tan solo un día.
  • Rápida recuperación: el tiempo de recuperación es de tan solo unos pocos días y muy sencillo, hasta el punto de que si lo deseas, puedes ir a trabajar al día siguiente.
  • Resultado natural: los resultados son muy naturales y más rápido, ya que el área donante se recuera a una gran velocidad, mientras que la zona injertada se puede disimular con el propio pelo del paciente.
Opiniones Injerto Capilar

Inconvenientes del injerto capilar sin rasurar

  • Menos visión: obviamente, al no rapar el pelo existente, se tiene una menor visión para realizar el injerto, por lo que el proceso es algo más complicado y menos rápido.
  • Limitaciones: cuando no se rasura la cabeza, la cantidad de unidades foliculares que se pueden implantar por sesión se reduce. Esto hace que en alopecias severas sea necesario realizar este procedimiento en varias sesiones.
  • Menor supervivencia del pelo: dado que la zona receptora no está totalmente rasurada, existe el riesgo de que la tasa de supervivencia de las unidades injertadas sea menor.
  • Mayor riesgo de infección: se trata de un procedimiento menos higiénico, por lo que las posibilidades de infección aumentan, dado que hay mayor riesgo de que los cabellos largos interfieran en el proceso de cicatrización.

Opiniones del injerto capilar sin rapar

A continuación, compartimos una serie de opiniones del injerto capilar sin rapar de algunos de nuestros pacientes:

«Me realicé un trasplante con la Dra Garrido y su equipo. Solo puedo agradecerles el trato y profesionalidad. Vuelvo a lucir tupé por fin!»

Fredy F.

«Hace años que sufro de alopecia y no me había realizado la cirugía por desconocimiento. La Dra. me explicó concienzudamente todo el proceso, fue clara en su planteamiento sobre mi caso y no puedo estar más contento con el resultado.»

Miguel A.